FORTALECIENDO LOS VALORES ITIPISTAS RESPETO Y CUIDADO A LOS INSPIRADORES DE VIDA

Estimada comunidad educativa, reciban un cordial saludo. El Consejo de padres, los docentes, y las directivas de la institución, desaprobamos y rechazamos, no sólo el último acto de agresión física, sufrido por un docente de la sede A, sino los que han venido sucediendo en las demás sedes.

Si algo ha caracterizado la comunidad, ha sido el respeto y sentido de pertenencia mostrado a través de los años de labor educativa; sin embargo, con preocupación observamos cómo se han ido incrementando las acciones violentas contra el personal que, desde el cumplimiento de sus funciones, solo busca entregar ciudadanos de bien a nuestra sociedad.

El colegio brinda todos los espacios y medios pertinentes para que los padres de familia y/o acudientes, puedan “expresar sus opiniones respecto al proceso educativo de sus hijos/acudidos”, pero dentro del marco del respeto, y siguiendo el conducto regular existente en la institución. (Decreto 1286 de 2005).

De igual forma, se hace un llamado a tener en cuenta los artículos 2 y 3 del mismo decreto, en cuanto a los deberes de los padres y/o acudientes:

1. “Cumplir con las obligaciones contraídas en el acto de matrícula y en el manual de convivencia, para facilitar el proceso educativo”.

2. “Contribuir en la construcción de un clima de respeto, tolerancia y responsabilidad mutua que favorezca la educación de los hijos y la mejor relación entre los miembros de la comunidad educativa”.

Cabe resaltar que todas las personas merecemos respeto, pero, además, el Código Penal Colombiano, en su Artículo 429, contempla, “El que ejerza violencia contra servidor público, por razón de sus funciones o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de su cargo o a realizar uno contrario a sus deberes oficiales, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años”, de igual forma, acarreará una multa, según el Código Nacional de Policía y Convivencia.

Es claro que los padres de familia involucrados en los hechos, incumplen de manera flagrante los compromisos contemplados en el numeral 11 del Pacto Institucional firmado como requisito para la matrícula: “como padre de familia me dirijo hacia todos los miembros de la comunidad educativa con respeto, de forma verbal, escrita y actitudinal…” y numeral 20, “educo a mi hijo con mi buen ejemplo”.

Por todo lo anterior, invitamos a estrechar y fortalecer los lazos de unión y respeto, a fin de continuar trabajando por y para nuestra población escolar.

De antemano, agradecemos a padres y estudiantes, se sirvan retomar el conducto regular, vivenciar nuestros Principios institucionales y cumplir con los compromisos firmados en el Pacto de Convivencia.

Atentamente,

Equipo conjunto consejo de padres, docentes y directivos.

 

Archivo Adjunto
FacebookTwitterShare